[vc_row css=».vc_custom_1533783652967{background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}»][vc_column][vc_empty_space][norebro_testimonial block_type_layout=»default» block_type_alignment_default=»center» quote=»Mi primera aventura a Inglaterra abrió una nueva puerta y un largo e infinito camino, viajar siempre es y será siempre para mi una aventura a lo desconocido, una puerta al auto-descubrimiento. «][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=»stretch_row» css=».vc_custom_1533783710400{background-image: url(https://atmavedana.com/wp-content/uploads/2018/07/chuttersnap-176806-unsplash-1.jpg?id=5674956) !important;background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}»][vc_column width=»1/6″][/vc_column][vc_column width=»2/3″][vc_empty_space][norebro_heading module_type_layout=»on_middle» subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» title=»UHJpbWVyb3MlMjBwYXNvcw==» subtitle_typo=»weight~inherit»][vc_column_text]Al principio estaba muy segura de que mi primer blog seria sobre alguno de mis viajes pero cada vez que me sentaba a escribir no lograba conectar ni transmitir lo que quería. Finalmente me lancé al agua y decidí escribir una serie de blogs sobre mis viajes, llamada: Viajar para sanar. Empiezo por contarles que hasta ahora conozco 24 países, de los cuales 9 he conocido viajando con mi familia y 15 viajando sola.[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_empty_space height=»90px»][vc_column_text]Recuerdo mi primer viaje sola, tenía 19 años, estaba en cuarto semestre de psicología y me iba a vivir a Inglaterra por una temporada de 6 meses. Era mi primer vuelo transatlántico, 10 horas de corrido en un avión y mil emociones revueltas en la panza. Me llenaba un sentimiento de alegría, por lo que venia, tenia muchas ganas de tener la experiencia de vivir sola y estar lejos de mi casa pero a la misma vez estaba llena de miedo, y incertidumbre . Era la primera vez que dejaba mi casa y mi país por tanto tiempo. Iba a Bristol una ciudad pequeña al suroeste de Inglaterra.[/vc_column_text][vc_empty_space height=»80px»][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_empty_space][vc_single_image image=»5675250″ img_size=»large»][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][norebro_heading module_type_layout=»on_left» subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» title=»RWwlMjBjb25mbGljdG8=» subtitle_typo=»weight~inherit»][vc_column_text]La gente habla de las cuatro etapas del choque cultural. La luna de miel, el conflicto, la negociación y la aceptación, en mi experiencia creo que fue primero el conflicto. Aunque Inglaterra es un país con costumbres de occidente, adaptarme al clima, a los horarios y a ciertas costumbres fue difícil. El clima me hacía comer más de lo normal, sobre las 4 o 5 de la tarde cuando la temperatura empezaba a descender me entraba un atracón por comer dulces y como me había traído media maleta de “provisiones” (de mis antojos favoritos colombianos) pensando en que el chocorramo, el arequipe y las achiras no me faltaran.

Ni que hablar de como terminaba mi pobre cabeza, pues claro cuando uno esta aprendiendo inglés al inicio uno de sus pasatiempos favoritos es traducir todo del inglés al español y viceversa (en mi caso).[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_single_image image=»5674106″ img_size=»large» alignment=»center» style=»vc_box_rounded»][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space][norebro_heading module_type_layout=»on_right» subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» title=»TGElMjBuZWdvY2lhY2klQzMlQjNu» subtitle_typo=»weight~inherit»][vc_empty_space][vc_column_text]

A medida que fueron pasando los días y me fui acoplando, empecé a entender los códigos de convivencia de los ingleses. El primer mes viví con una linda pareja de alrededor 50-60 años. Ellos entre palabras y traducciones del ipad me contaron un poco sobre la vida en Inglaterra y las costumbres.

Luego viví en una residencias con gente de todo el mundo, compartía piso con un árabe, una española y una japonesa. Para esa época y aún todavía a Inglaterra llegaban muchos Españoles, gente que amo y adoro con mi corazón, pues hice muy buenas amistades con muchos de ellos. Con ellos aprendí otras formas de hablar español, entendí el porqué de algunas de nuestras costumbres y también bueno aprendí que aunque no somos tan corteses como los ingleses, aún somos más que los españoles. Reí mucho con mis amigos pues ellos me decían que yo pedía mucho el favor y que daba mucho las gracias, y no es que ellos sean mal educados, es que le dan menos vueltas a las cosas y bueno nosotros acá en Colombia tenemos más protocolos para pedir cosas y favores.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=»50px»][vc_empty_space height=»50px»][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=»stretch_row» css=».vc_custom_1533783927284{background-image: url(https://atmavedana.com/wp-content/uploads/2018/05/jessi-pena-525409-unsplash.jpg?id=5675253) !important;background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}»][vc_column width=»1/6″][/vc_column][vc_column width=»2/3″][vc_empty_space][norebro_heading module_type_layout=»on_left» subtitle_type_layout=»bottom_subtitle» title=»TG8lMjBxdWUlMjBhcHJlbmQlQzMlQUQ=» subtitle_typo=»weight~inherit»][vc_column_text]

Ese primera aventura sola me enseño más de lo que esperaba, primero, aprendí que las cosas raramente salen como uno las planea. Mi plan inicial en Inglaterra fue tener una vida más tranquila, más espiritual con todo lo que al imaginario trae esta palabra; pues venía de un par de semestres de mucha fiesta en la universidad y sentía que quería apartarme de eso y bueno de cierta forma lo hice. Solo que como dije antes no de la forma que esperaba.

Pude verme, pero vi más mis sombras que mi luz, tuve excesos, como una joven que se va de intercambio a otro país, nada de qué asustarse. Durante el invierno me mantuve guardadita (como creo que lo hace todo el mundo) pero luego ya cuando llegada la primavera y el verano llegaron las bienvenidas y despedidas de mis compañeros y bueno, con ellas iba de fiesta en fiesta.[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»40px»][vc_images_carousel images=»5674107,5674108,5674104,5675259,5675260,5675261,5675262,5675263,5675264″ img_size=»800×600″ onclick=»link_no» slides_per_view=»3″ autoplay=»yes»][vc_empty_space height=»40px»][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=»stretch_row» css=».vc_custom_1533784842335{background-image: url(https://atmavedana.com/wp-content/uploads/2018/05/john-forson-532533-unsplash.jpg?id=5675256) !important;background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}»][vc_column][vc_empty_space][norebro_testimonial block_type_layout=»default» block_type_alignment_default=»center» quote=»Cada etapa de la vida, cada viaje trae consigo retos y experiencias que tienen que ver con lo que en el momento en el que estamos, con lo que nos rodea y con quienes lo hacen. Estando lejos de casa, pude ver y conocer mas sobre mi misma, estar lejos me permitió ver con una perspectiva y un ángulo diferente lo que hasta el momento era yo y adonde quería llegar.» quote_color=»#0a0a0a» author_color=»#0a0a0a» quote_typo=»italic~1||weight~600″][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space height=»80px»][vc_column_text]Siempre me había considerado como una persona un poco estricta y poco espontánea pero estando en Inglaterra me di cuenta que podía contar otra historia sobre mi misma. Viajar le permite a uno reinventarse cuantas veces quiera, y aunque esto es algo que podemos hacer desde casa, una nueva locación y un nuevo entorno hacen que tomar la decisión sea más fácil; tal vez porque no tenemos miedo a ser juzgados, no lo se.[/vc_column_text][vc_empty_space height=»80px»][vc_single_image image=»5674105″ img_size=»large» add_caption=»yes» alignment=»center» style=»vc_box_rounded»][norebro_testimonial block_type_layout=»default» block_type_alignment_default=»center» quote=»Ser un viajero implica ver el mundo a través de los ojos del mundo que se visita” claro está que siempre tendremos apreciaciones y juicios desde nuestra cosmovisión, pero siempre trato de ver cómo viven los locales, cuáles son sus normas, cuales son esas cosas que visitando los lugares turísticos no puedo leer ni sentir.» quote_typo=»italic~1||weight~600″ author_typo=»italic~1||weight~inherit» position_typo=»italic~1||weight~inherit»][vc_empty_space height=»80px»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_empty_space][vc_column_text]Mi idea es escribir sobre algunos de los viajes y destinos que han sido especiales y reveladores en mi caminar, espero les guste. Si pueden cuénteme de sus primera experiencia viajando solos lejos de casa, y si resuena en ustedes algo de lo que aquí dije.

[/vc_column_text][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space][vc_column_text]

Me pueden encontrar en redes sociales

[/vc_column_text][vc_empty_space][vc_empty_space][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space][norebro_social_networks icon_layout=»outline» type_links=»custom» facebook_link_custom=»https://www.facebook.com/linamagj» twitter_link_custom=»https://twitter.com/linamagj» instagram_link_custom=»https://www.instagram.com/linamagj»][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row]

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.